single-image

Reformar tu piso para reducir el estrés

Sí sí, has leído bien. Reformar tu piso puede traerte éste y muchos otros beneficios, no solo para tu vivienda, sino para tu salud y bienestar.

Piénsalo así: ¿Cuánto tiempo pasamos en nuestro hogar?

Antes de la pandemia, ya era mucho tiempo, pero ahora, muchísimo más. El teletrabajo y la transformación de tu habitación en una oficina, junto con las restricciones de movilidad, nos han recluido a todos aún más en casa.

Como resultado, no es de extrañar que nos sintamos un poco más estresados y en cierta medida, oprimidos, en nuestro pequeño hogar. Podemos irnos de escapada, pasear e ir a lugares que nos aporten libertad, pero una de las soluciones a largo plazo pasa por darle otra vida a tu piso con una reforma integral.

Más calidad de vida

El espacio que habitamos influye de una manera mucho más significativa de lo que podemos imaginar. Contar con un baño y una cocina en condiciones y disponer de todo de forma que te ayude en tu día a día, es fundamental para evitar fricciones.

Transformar y cambiar el espacio a tu antojo puede resultarte muy positivo a la hora de vivir en él, aportando más luz y calidez a tu vida.

Sostenibilidad y ahorro

Cuando nos disponemos a invertir, ya de paso hagamos algo positivo. Optimizar el gasto de energía en tu hogar es fundamental para ahorrar a largo plazo. No solo le ayudarás a tu bolsillo, sino también al medio ambiente, ya que tu vivienda será más ecológica.

Para resistir a las temperaturas más bajas, es muy importante cambiar tus ventanas y recurrir a ventanas dobles con aislamiento térmico. También hay suelos, dependiendo de ls materiales y la calidad de construcción, que aportan un aislamiento mayor. Sustituir los electrodomésticos y tu tecnología a medida que son más viejos, por otros con mejor calificación energética, también es una muy buena idea, y te ayudará a ahorrar aún más.

Aunque te pueda parecer una inversión muy costosa, no te engañes, si nos fijamos en el cómputo global, sale mucho más económico hacer una reforma integral que hacer pequeños trabajos poco a poco.

Estos son sólo algunos de los beneficios de reformar tu hogar, pero hay muchos más. No olvides nunca de estar pendiente de tu presupuesto y siempre tener en mente que pueden suceder algunos imprevistos durante el proceso.